Your webbrowser is outdated and no longer supported by Microsoft Windows. Please update to a newer browser by downloading one of these free alternatives.
Llevar a cabo una serie de cambios leves y sencillos en tu vida diaria puede mejorar en gran medida tu salud. Así que, si sientes que estás estresado, perezoso, o no tienes mucho tiempo para hacer ejercicio, plantéate un pequeño ejercicio diario. Antes de que te des cuenta, ¡ese pequeño paso se hará más y más grande sin darte cuenta!
  1. Flexiona tus abdominales mientras esperas en una cola o estás sentado.
  2. Céntrate en respirar profundamente y a un ritmo regular para sacarle el máximo partido al ejercicio que estés haciendo.
  3. Alquílate una bici por un día.
  4. Cómprate unas pesas ligeras para muñecas o tobillos, incrementarás los resultados de las sentadillas u otros ejercicios que realices.
  5. Juega al escondite con los niños.
  6. Baila un poco cuando estés en casa.
  7. Si tienes un bebé, apúntate a una clase de gimnasia infantil con él.
  8. Reserva una noche familiar a la semana en la que hagáis juegos que impliquen ejercicio físico, en vez de juegos de mesa.
  9. Pega una pegatina divertida en el calendario cada día que hagas algo por tu corazón… e intenta llenar el mes entero.

¿Qué paso vas a dar hoy?