Home > Vida sana > Comer sano en la oficina
Comer sano en la oficina
Artículo

Comer sano en la oficina

La caja de galletas no deja de llamarte en la oficina, la maquina dispensadora, al lado de la de café, está llena de irresistible dulces, o el comedor de la oficina ofrece comidas copiosas y poco sanas. ¡Resiste las tentaciones en el trabajo con estos consejos!

En la oficina podemos encontrar muchas tentaciones a lo largo del día, desde algo que picar con el café a media mañana, hasta comidas copiosas y poco digestivas a la hora de comer. Descubre algunos trucos para resistirte a estas tentaciones.

PREPARA LA COMIDA EN CASA

Una manzana, un plátano, o algunas galletas integrales, pueden hacer más fácil que controles la cantidad de comida que consumes. Además, estarás más saciado y tendrás menos tentación de comer algo en el comedor con una cantidad alta en grasas y sal. Fíjate el objetivo de incluir todos los días verduras en tu fiambrera: tomates, trozos de pepino o de pimiento, etc.

REUNIONES SANAS PARA TU CORAZÓN

¿Hay siempre algo de picar en las reuniones de trabajo? ¡Puedes hacerlo más sano! una buena opción sería incluir frutas y verduras crudas con humus. Optar por servir jarras de agua fría con cortezas de limón, naranja, o rodajas de pepino, que le darán sabor, también puedes optar por servir zumos naturales. Estas son una alternativa saludable a las bebidas gaseosas azucaradas.

SUSTITUYE LOS DULCES POR CHICLE

Siempre hay alguien que trae algo para picar a la oficina. Asegúrate de tener algún chicle cerca, siempre es más fácil decir que no a los dulces con un sabor mentolado en la boca.

¿TIENES HAMBRE DE VERDAD O ES SOLO GULA?

A veces hacer una pausa es suficiente, no hace falta beber café o comer para interrumpir el trabajo. Aprovecha para hacer algo de ejercicio: Levántate, camina por el pasillo, estírate, sube y baja escaleras, haz unos ejercicios de respiración y ¡recarga las pilas!

Asegúrate de hacer todos los días algo que mejore la salud de tu corazón. Estimula tu energía y conseguirás una mayor productividad durante la jornada de trabajo.